ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
Efe: los silencios como espejo de una cobertura deficiente
por Marcelo Wio
24 de Setiembre de 2020

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
 
Cada vez más parece que la cobertura en español en general, y en este caso, de la agencia de noticias Efe en particular, sobre los asuntos relacionados con Israel, las entidades y organizaciones palestinas y el conflicto árabe-israelí, sigue casi una suerte de molde, de patrón que es fácil reproducir - en sentido contrario, si se quiere; como imagen especular - en forma de listado de omisiones habituales.
 
 

 
Así, su crónica del 23 de septiembre de 2020 (“Beit Hanún, el encierro dentro del encierro en la Franja de Gaza”), contrapuesta ante el espejo de la realidad, ofrecía esta enumeración de silencios y desaciertos:

1. Hamás es un grupo terrorista - así considerado por la Unión Europea, entre otros.

2. Son precisamente sus constantes e indiscriminados ataques los que condujeron al bloqueo (para intentar impedir la entrada de armas y de material para confeccionarlas) y que provocan las respuestas israelíes

3. que no, son como parece sugerir Efe, ataques inmotivados, ni dirigidos contra la población del enclave costero, sino contra Hamás, precisamente.
 
4. Las carencias económicas de Gaza son consecuencia directa del accionar de Hamás y de la corrupción de su liderazgo.

De esta manera, la crónica sólo parecía sobre la situación en Beit Hanun a raíz de la pandemia, pero en realidad semejaba una forma de aprovechar la coyuntura para señalar a Israel, para demonizarlo.

Por ello obviaba también el hecho de que

5. el propio Coordinador Especial de la ONU para el Proceso de Paz en Oriente Medio, Nikolái Mladenov, dijera durante su discurso del 21 de julio de 2020 ante el Consejo de Seguridad de dicho organismo que:

“El reto de hacer frente al rápido aumento de los casos en Cisjordania y de impulsar los esfuerzos de prevención en Gaza se ha visto considerablemente agravado por el fin de la coordinación entre la Autoridad Palestina e Israel. La negativa de la Autoridad Palestina a aceptar cualquier ingreso de liquidación transferido por Israel ha exacerbado una crisis fiscal ya preocupante y ha afectado la prestación de servicios. Ha bloqueado efectivamente la capacidad de los pacientes para viajar desde Gaza para recibir tratamiento fuera de la Franja y ha provocado retrasos en la entrega de la asistencia humanitaria y los materiales destinados a la respuesta a COVID-19 y otros servicios y apoyo sanitarios”.

Así, Mladenov responsabilizaba en gran medida a la Autoridad Palestina por la situación en Gaza.

Y ello porque de acuerdo a lo que informaba el diario israelí Jerusalem Post, (1 de abril de 2020), la Autoridad Palestina había optado a principios de dicho mes por “pagar los salarios de los terroristas [presos en cárceles israelíes – un gran número condenado por delitos de sangre] antes que los de los maestros y los beneficiarios de la ayuda social, ya que prevé una caída de los ingresos como resultado de la crisis del coronavirus”.

Además, el Coordinador Especial de la ONU señalaba que:

“En Gaza, mientras continuaba la relativa calma, militantes palestinos lanzaron cinco cohetes hacia el sur de Israel. … En todas las ocasiones, las Fuerzas de Defensa de Israel llevaron a cabo ataques de represalia contra objetivos de Hamás, incluida la infraestructura subterránea de la Franja, sin que se informara de ningún herido. A lo largo del mes, los militantes también realizaron un número inusualmente alto de lanzamientos de prueba, 69, cohetes y morteros hacia el mar, con 44 proyectiles lanzados el 1 y el 3 de julio, solamente”.

Esto remite de manera inevitable a

6. cómo Hamás ubica arsenales, puestos de mando y de lanzamiento entre la población civil gazatí que, además de estar secuestrada por este grupo terrorista, es así forzada a ejercer de escudo humano del mismo.

Qué triste que una enumeración de silencios termine por reflejar o definir una cobertura periodística…

Un silencio que, además, resulta ser muy benévolo con el grupo terrorista Hamás.
 
 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009