ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
La incitación de Fatah contra periodistas israelíes y el silencio en la FIP
por Shlomi Ben-Meir
5 de Mayo de 2020

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
 
El 21 de abril, Fatah, el partido gobernante en la Autoridad Palestina publicó un vídeo amenazador que incitaba contra los periodistas israelíes. La organización más importante que representa a los periodistas a nivel internacional todavía no ha expresado ninguna preocupación.

Como informó Khaled Abu Toameh en el Jerusalem Post, el video de Fatah en las redes sociales identifica a tres periodistas israelíes con sus nombres y rostros:

Yoni Ben-Menachem, exdirector general de la Autoridad de Radiodifusión de Israel y analista del Centro para Asuntos Públicos de Jerusalén (Jerusalem Center for Public Affairs); Gal Berger, corresponsal para asuntos palestinos de KAN, la corporación pública de radiodifusión israelí; y Ehud Ya'ari, analista de asuntos árabes del Canal 12.

 
 
 
Captura de pantalla del video de incitación de Fatah. Desde la izquierda: Yoni Ben-Menachem, Ehud Ya'ari, Gal Berger
 
 
El video de Fatah acusa a los tres periodistas de “incitación” contra el liderazgo de la Autoridad Palestina y los llama “generales de guerra israelíes disfrazados de gente de los medios [de comunicación]”. Ben-Manachem es descrito como un “oficial de inteligencia israelí que luego se convirtió en periodista”; a Berger lo presenta como un “periodista militar” que probablemente “haya servido en un aparato de seguridad interior”; y a Ya'ari busca desacreditarlo como alguien “cercano a los círculos de gobierno y que sostiene opiniones de derechas”.

¿Porqué Fatah ha señalado a estos periodistas en particular? Fatah los acusa de “encabezar” una “campaña sistemática de incitación” contra el liderazgo de la Autoridad Palestina en medio de la lucha contra el coronavirus. De hecho, los tres han informado sobre la incitación palestina contra Israel, en particular, sobre la absolutamente infundada acusación de que el estado judío propaga deliberadamente el coronavirus entre los palestinos.

En otras palabras, la cobertura sobre la incitación palestina contra Israel por parte de los periodistas israelíes hizo que los funcionarios palestinos lanzaran una campaña demonizando a los profesionales que estaban realizando su labor. Un veterano periodista que frecuentemente trabaja en los territorios palestinos le dijo a CAMERA que:

“Este tipo de incitación pone en peligro la vida de los periodistas. Al llamar a los periodistas ‘generales de guerra', el Fatah de [el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud] Abbas está dando luz verde a los palestinos para atacar a los periodistas”.

La campaña también tiene consecuencias más amplias, entre ellas, la imposición de un “efecto amedrentador” que disuadirá a otros periodistas que trabajan en Cisjordania, incluidos corresponsales extranjeros.
 
 

Nasser Abu Baker y la Federación Internacional de Periodistas

La reciente incitación de Fatah recuerda la historia de Nasser Abu Baker, un periodista de la Agence France Presse que cubre los asuntos palestino-israelíes, y que en su papel adicional como presidente del Sindicato palestino de Periodistas lideró una campaña de boicot contra periodistas israelíes. (En 2016, mientras era un periodista de AFP, Abu Baker también se postuló para un puesto en el Consejo Revolucionario de Fatah).

Además de esos dos cargos, Abu Baker también sirvió (y continúa haciéndolo) en el comité ejecutivo de la Federación Internacional de Periodistas (FIP; IFJ, por sus siglas en inglés), la mayor organización mundial de periodistas, que representa a más de 600.000 profesionales de los medios en unos 140 países.

A fines de 2016, Nasser Abu Baker fue delegado del Congreso de Fatah y también se presentó a las elecciones del Consejo Revolucionario de dicha organización. En respuesta a las preocupaciones planteadas por CAMERA sobre el gravísimo conflicto de intereses que supone cubrir asuntos en los que tiene un papel político activo, la AFP respondió con una leve sanción: Abu Baker fue suspendido de su trabajo durante una semana. La FIP arremetió contra la AFP e instó a sus miembros a unirse a la condena. La FIP no condenó, y ni siquiera comentó sobre la campaña que Abu Baker lideró contra los periodistas israelíes y contra los periodistas y oficiales israelíes que no se atreviesen a boicotearlos.

¿Ha cambiado la FIP desde entonces? Una revisión de la página web de la organización revela una abundancia de condenas contra Israel fundadas en alegaciones suministradas por el Sindicato palestino de Periodistas… Mas, dado el historial del presidente de dicho sindicato, que incluye haberse postulado para las elecciones del Consejo Revolucionario y encabezar una amenazante campaña contra periodistas palestinos que no boicotearon a sus colegas israelíes, la FIP no puede considerar a este sindicato una fuente creíble.

Por lo tanto, no es de extrañar que la FIP no haya respondido aún a la reciente campaña de incitación de Fatah contra periodistas israelíes. La organización, cuyo fin declarado es la protección de los periodistas alrededor del mundo, no ha emitido un comunicado ni ha tomado ninguna medida conocida contra el video de Fatah dirigido contra los periodistas israelíes.
 
 

¿Tiene algún sentido desarrollar expectativas respecto de la FIP?

El profundo silencio de la FIP es un acontecimiento más sorprendente a la luz del hecho de que hace menos de un año, en junio de 2019, la FIP elogió el compromiso declarado por el Primer Ministro palestino, Mohammad Shtayyeh, con la seguridad de los periodistas. El Secretario General de la FIP, Anthony Bellanger, sostuvo: “Siempre estamos dispuestos a hacer lo mejor para apoyar este proceso”.

Mohammad Shtayyed, al igual que el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, es un miembro de alto rango de Fatah. Esta organización es la principal facción en la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), que domina la Autoridad Palestina.

A pesar de todo lo anterior, la FIP no consideró apropiado comentar sobre el video de Fatah incitando contra los periodistas israelíes, llamándolos “generales de guerra” y acusándolos de incitación anti-palestina por el sólo hecho de que hicieron su labor e informaron los hechos sobre el liderazgo palestina.

Presspectiva, el departamento en hebreo de CAMERA, le planteó las siguientes preguntas a la FIP:

1. ¿Tiene la FIP la intención de emitir un comentario sobre la campaña de Fatah?

2. Si no, ¿por qué?

3. ¿No es la mejora de la seguridad de los periodistas un objetivo digno también cuando se trata de periodistas israelíes?

Al momento de escribir esto, la FIP no ha respondido. Manténgase en sintonía para cualquier actualización.
 
 
 

Traducción: Grupo ReVista

Texto en inglés (traducido del hebreo) en CAMERA: Fatah Incitement Against Israeli Journalists Met With Silence at IFJ, 4 de mayo de 2020.

Para ver esta publicación en Hebreo, por favor viste Presspectiva.
 
 
 

 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009