ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
El Confidencial.com: agencia de turismo iraní
por Masha Gabriel
17 de Setiembre de 2015

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir

Irán quiere que vayas (y España le ayudará), es un sorprendente artículo publicado el 15 de septiembre de 2015 por el diario online El Confidencial.com.

Sorprendente porque emplea todo su espacio para recalcar el maravilloso destino turístico que es Irán, invitando al lector a hacer ese maravilloso viaje, pero ignora completamente la realidad que viven los iraníes, y lo que parece aún más grave, las recomendaciones del Ministerio de Exteriores español a los posibles viajeros a dicho país.

Escribe el periodista Andrés Chacón:

“Moverse por Irán es realmente sencillo, con una amplía red de carreteras y con autobuses que conectan las principales ciudades del país. Además, la absoluta seguridad del país permite sin ningún temor hacer autostop.“

No obstante, el Ministerio de Exteriores español no parece coincidir en la lectura rosa de la realidad iraní y recomienda:

“Por razones de seguridad, se desaconsejan los viajes en solitario, en moto, en bicicleta o a pie. Si pese a ello se decide viajar en solitario, se recomienda permanecer en los ejes turísticos importantes así como transitar por las principales vías de comunicación, evitando las zonas aisladas o alejadas.

Zonas de riesgo alto (deben ser evitadas):

Se deben evitar absolutamente las zonas fronterizas con Irak, Afganistán y Pakistán, incluso con Turkmenistán. Se debe evitar también la parte suroriental del país (provincia de Sistán-Baluchistán). Ha habido numerosos y graves incidentes en estas provincias fronterizas, incluidos secuestros, emboscadas y otros actos terroristas que han supuesto la pérdida de vidas humanas y que han afectado a ciudadanos europeos y españoles.

Zonas de riesgo medio (visitas con precauciones):


En las regiones del Kurdistán y del Juzestán se producen episodios esporádicos de violencia. Se aconseja informarse con detalle de la situación existente cuando se pretenda viajar y adoptar las medidas de precaución adecuadas.

Si se tiene intención de viajar por la provincia de Kermán, se recomienda permanecer en ella el tiempo imprescindible y no continuar viaje más allá de la ciudad de Bam, por lindar ya con la provincia de Sistán-Baluchistán.

Los viajes por vía terrestre en estas zonas, de ser necesarios, han de hacerse preferentemente en grupos organizados y acompañados de guía o intérprete local.”

Mencionemos además, el listado de prohibiciones a las que se enfrentará el turista inadvertido que haya leído el entusiasta artículo de ElConfidencial.com.

“Tanto el tráfico como el consumo de drogas están castigados con fuertes penas. En Irán existe y se aplica la pena de muerte para los delitos graves relacionados con el narcotráfico.

Está prohibido el consumo de bebidas alcohólicas. En el caso de intentar entrar en el país con bebidas alcohólicas, éstas serán decomisadas en la frontera.

Debe respetarse en todo momento las leyes y costumbres locales. Especialmente se recomienda el estricto respeto a las normas sociales impuestas por el código islámico vigente en el país: relaciones entre personas de distinto sexo, vestimenta adecuada -en especial para la mujer-, bebidas (especial atención al alcohol) y comidas no permitidas, música y material documental o escrito prohibido, cartas de juego, etc. La homosexualidad, el adulterio o las relaciones sexuales entre hombres no musulmanes con mujeres musulmanas están prohibidos.

Fotografiar instalaciones militares o gubernamentales, incluidos los aeropuertos, está estrictamente prohibido y puede acarrear penas de prisión. En ocasiones no resulta fácil saber en qué lugares, aparte de las atracciones turísticas en sí, está o no permitido filmar o tomar fotografías, por lo que seaconseja prudencia.

Se recomienda evitar las manifestaciones callejeras, si las hubiera. Se han dado casos de detenciones de extranjeros presentes (aunque no participantes) en el lugar de las mismas. Se desaconseja también filmarlas o fotografiarlas.

Las mujeres a partir de los 9 años de edad deben todas sin excepción cubrir su cabeza, brazos y piernas siempre que estén en público (lo que incluye también el aeropuerto, nada más aterrizar en Irán), y evitar la ropa ceñida. Los hombres no pueden llevar pantalón corto. Debe prestarse especial atención la indumentaria en visitas a lugares de culto y durante festividades religiosas especiales (meses de Ramadán o de Moharram, por ejemplo).

En los últimos tiempos se han registrado algunos casos de robo a turistas extranjeros utilizando a veces la estratagema de hacerse pasar por falsos policías. En el caso de que alguien se identifique como policía y solicite la entrega de documentación y dinero, se recomienda exigir el desplazamiento al hotel o la comisaría de policía más cercana utilizando un medio de transporte público.

Se recuerda que está prohibida la exportación de antigüedades y de alfombras antiguas, por lo que conviene asegurarse antes de comprarlas de que podrán sacarse del país.

Debido a últimos incidentes que han afectado a ciudadanos de la Unión Europea con relación a la introducción en el país de cierto tipo de equipos informáticos, de telecomunicaciones y de filmación, así como de otros aparatos de tecnología poco frecuentes, se recomienda consultar a la Embajada de Irán en Madrid antes de viajar si está permitido el equipo especial que se quiere llevar a Irán.”

Obviamente, el artículo no hace una sola mención a los abusos, torturas, detenciones del régimen iraní contra su propio pueblo. Ni de su responsabilidad en la financiación, armamento y entrenamiento de terrorismo internacional.

¿Para qué? El objetivo es pintar un país de rosa, incluso a costa de engañar al lector. Engaño que, dicho sea de paso, podría tener lamentables consecuencias.

¿Por qué?

 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009