ReVista
 
   
 
       
         
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
RTVE: un medio distinto
por Marcelo Wio
19 de Marzo de 2014

Imprimir Imprimir | Enviar Enviar | Bookmark and Share Compartir
 
 
El 18 de marzo de 2014 un explosivo detonado a distancia contra una patrulla militar israelí hirió a cuatro soldados israelíes (uno de ellos de gravedad) en los Altos del Golán, cerca de la frontera con Siria.

La respuesta israelí sobre objetivos militares sirios no se hizo esperar.

Evidentemente, los medios se volcaron a informar sobre la réplica llevada a cabo por las Fuerzas de Defensa de Israel. Ahora, para informar sobre el atentado que desencadenó la acción de represalia israelí, no fueron tan unánimes.

Pero, volviendo a la información sobre la acción israelí, el diario español El Mundo publicaba una crónica titulada Israel bombardea el ejército sirio en respuesta al ataque contra sus soldados, que, en su primer párrafo señalaba:

En respuesta al explosivo detonado a distancia cerca de la frontera con Siria que hirió este miércoles a cuatro soldados israelíes (uno de ellos en estado grave) y anteriores ataques en el último mes, Israel ha atacado cuatro objetivos del ejército sirio. El ataque tuvo lugar en la zona de Quneitra y causó un muerto y siete heridos. ‘La agresión sionista es un intento de desviar la atención de las victorias del ejército sirio', sostiene Damasco”.

El diario El País – el más importante en lengua española -, por su parte, en un artículo titulado Israel ataca bases militares sirias tras la explosión contra sus soldados en el Golán, apuntaba que:

El Ejército de Israel ha atacado esta madrugada cuatro objetivos militares de Siria en los Altos del Golán, en represalia por la explosión que ayer, a primera hora de la tarde, causó heridas a cuatro soldados israelíes en la frontera. Tres de ellos siguen ingresados en Haifa, dos en estado moderado y uno grave. Un comunicado oficial sirio ha confirmado a mediodía del miércoles que la incursión israelí ha dejado un soldado muerto y siete más heridos. Se trata del incidente más grave en la zona desde que comenzó el levantamiento contra el presidente Bachar el Asaden marzo de 2011, tras meses de cohetes que aterrizan en Israel, perdidos, fruto de los combates entre leales a Damasco y rebeldes, y de réplicas de artillería sobre suelo sirio, sin daños”.

En tanto, que la agencia española de noticia EFE indicaba:

“El Ejército israelí ha elevado el nivel de alerta en los Altos de Golán y su frontera norte tras atacar anoche posiciones militares sirias en represalia por un atentado el martes contra sus tropas, cuya responsabilidad atribuye al régimen de Bachar al Asad.

El atentado fue perpetrado poco después de las 15.00 hora local, y, aunque en un principio portavoces militares admitieron no saber quien colocó el artefacto que hirió a cuatro soldados, la artillería israelí bombardeó de inmediato posiciones del Ejército sirio próximas a la línea divisoria.

Horas después, la aviación israelí atacó de madrugada posiciones artilleras, campos de instrucción y cuarteles de la 68 y 90 divisiones de las Fuerzas Armadas sirias en la vecina localidad de Quneitra…”.


Esto decían los medios de prensa escrita más importantes de España. ¿Qué decía su radiotelevisión?

La Radio Televisión Española (RTVE) publicaba una crónica (Siria denuncia la muerte de al menos una persona en un ataque israelí en los Altos del Golán) en su página web que comenzaba diciendo:

“El Ejército de Israel ha bombardeado en la madrugada de este miércoles varios objetivos militares sirios y al menos una persona ha muerto y siete han resultado heridos en la provincia fronteriza de Quneitra, según han anunciado las Fuerzas Armadas sirias. El ataque es, según Israel, en respuesta, a un atentado en los altos del Golán que hirió este martes a cuatro soldados israelíes”.

RTVE comienza a poner las cosas en su lugar (en el que la cadena española quiere): eso es lo que “dice” Israel. Pero, ¿tiene RTVE algún otro motivo en mente?

Y es que para RTVE, los sucesos en los Altos del Golán son meras “escaramuzas”, que no vale la pena siquiera mencionar – y que no tienen un causante puntual identificado – ni enumerar; de esta manera, lo que diga Israel puede presentarse como “dudoso”, como sospechoso de faltar a la verdad.

Pero es que, además, parece darle la razón al Ejército sirio:

“El Ejército sirio ha acusado a Israel de 'amenazar' la seguridad en Oriente Medio. 'Advertimos (a Israel) en contra de los intentos desesperados de alentar una escalada de tensión. La repetición de estas acciones agresivas amenazan la seguridad de la región', reza el comunicado.

El propio Ejército israelí informó anteriormente de que sus cazabombarderos ‘alcanzaron una instalación de entrenamiento del Ejército Sirio, cuarteles militares, y puestos de artillería' en un lugar que no identificó”. [El resaltado, en este caso, es de RTVE]

El medio español conecta el párrafo anterior con lo que parece pretender dar a entender es una “confesión” del “propio Ejército israelí”, como si el segundo párrafo “explicara” o, al menos, otorgara “validez” a las declaraciones del Ejército sirio.

Uno bien podría suponer que el redactor se equivocó, que no era esa su intención. Pero el problema es que RTVE hace tiempo que optado por una línea periodística de corte ideológico, en detrimento de una información imparcial y balanceada. Es decir, en lo concerniente al conflicto entre palestinos e israelíes, RTVE no querer limitarse a su papel de informador, sino que parece querer ser un sujeto activo, moldeando a la opinión pública de acuerdo a la posición que ha elegido: a favor de los palestinos (o, más bien, en contra de Israel).
 
 
 

 

 
 
 
         
      Portada | Temas | Países | Publicaciones | Acciones | Sobre Ética | Contáctenos | Enlaces  
         
 
ReVista Copyright 2008-2009